martes, abril 17, 2007

Encontrar El Camino de tu Conciencia......

No recuerdo la última ves que me hablaste, tan solo recuerdo que siempre que lo haces dices las cosas muy fuertes, con mucha fuerza, tanta que tarde o temprano terminamos haciendo lo que tu nos dices. Sencillamente no sé si lo que tu me dices es lo correcto o no, pero con qué ganas me convences que siempre tienes razón. Siempre me observas hasta el más mínimo detalle de mis actos, observas como trato de escapar a tu eterna mirada, me escondo en los lugares más recónditos de este mundo pero sin embargo, siempre terminas encontrándome, sea donde sea. Cada ves que logro escaparme unos cuantos metros de ti, pienso que te he dejado atrás, lejos, fuera de la estela que voy dejando a mi paso, quizás tenga un poco de libertad, pero no es así. Con tu cercanía matas toda ilusión de ser libre y de actuar sin tu vil consejo. Surges de la nada, como un fantasma en el momento menos esperado y te adelantas al camino que yo decido trazar. Me envenenas con tu sabiduría de poder predecir el futuro, con las reglas que tu decides imponer.

Cual es la verdad que tu sigues? me sigues a mí, a quien sigues? Donde me llevas con tanto ímpetu al camino que me estás haciendo seguirte. Me convences de seguirte por el resto de mi vida, solo espero que está ves no te equivoques y me lleves al camino encontrado al azar que ni tu ni yo hemos escogido recorrerlo, tan solo que el viento nos lleve a su destino.

Los caminos van y vienen, los recorremos juntos miles de veces, y siempre caigo en el mismo hueco, sin más que voltear y verte ahí con tu mirada viéndome caer. Tu mirada lo dice todo, todo lo que me he equivocado en mi andar por este camino. Sólo esperas a que me levante para decirme una y otra vez "te lo dije".
Tu juzgas lo que voy haciendo en este arduo andar de vivir, pero quién te juzga a ti? Quién te dice las verdades a ti. Quién decide que camino debes escoger para que lo recorramos juntos, uno al lado del otro, no como siempre has hecho, adelantando a mis pisadas firmes en ese camino que no se dónde me lleva, solo espero que sea la pisada correcta. Cuanto hace que no te siento cerca, que no escucho tus reproches, mis ilusiones matadas por tu recorrer en este camino que no lleva a nada. Me hace sentir que esta vez tu eres el que se ha caído, pero sin embargo me equivoco, tan solo estás un poco más adelante para que pueda sobrevivir al camino del andar.
Miras mi verdad y piensas que el camino que he escogido no es el correcto, me lo reprochas por el resto de mi vida.... pero no me importa, si me equivoqué en escoger el camino de la vida, es sencillamente para aprender que los caminos de la vida no son llanos y están llenos de caídas y de salidas.... Sólo queda esperar a la próxima vez que me hables con tu mirada clavada en mi por el resto de mi vida.
Dedicado a una Violeta que encontré en el camino

2 comentarios :

Violeta dijo...

Gracias Simón por este escrito tan bello, ambigüo y lleno de misterios. Has sabido entrar en mi conciencia y descubrir mis tormentos.
Gracias por dedicarme tu tiempo, tu paciencia y estas bonitas palabras.
Un beso
Violeta

Eva Teresa (Teté) dijo...

¡Qué lindo Simón! me ha gustado mucho este profundo escrito que haces como un poema a un evento de la vida, y qué razón tienes cuando dices que no importa si uno se equivoca de camino lo importante es caminar para ir hacia algún lugar y rectificar si uno se equivocó. En los errores es que apredemos si no nos equivocamos entonces no sabemos qué es lo que hay que corregir y rectificar.
¡Felcitaciones!
Teté.